KITS FOTOVOLTAICOS



Sistema Interconectado

imagen uno

Requiere que exista un punto de interconexión con la red de distribución de CFE.

Un sistema interconectado consiste en módulos fotovoltaicos y un inversor el cual se puede conectar con el suministro de energía de CFE, de modo tal que si el sistema fotovoltaico genera una mayor energía de la que se está consumiendo en el hogar, el excedente de energía es inyectado a la red de distribución de CFE. Empleando un medidor bidireccional la cantidad de suministrada a la red de CFE y la energía consumida de la red de CFE puede ser medida y CFE factura la diferencia. Si la diferencia es positiva, se genera un crédito a favor en el cual puede consumirse dentro de un periodo de 12 meses.

Este sistema no requiere baterías por lo que su costo es menor comparado con el sistema aislado, sin embargo requiere que exista un punto de interconexión con la red de distribución de CFE.

imagen dos

Sistema Aislado

imagen tres

Los sistemas aislados son empleados en regiones en donde las líneas de CFE no están disponibles o no es costeable o deseable instalar una red de distribución. Estos sistemas requieren un sistema de almacenamiento de energía debido a que la energía generada por los paneles fotovoltaicos no es empleada al mismo tiempo que se genera. Debido a esto se emplean baterías recargables para almacenar la electricidad.

El sistema aislado más sencillo está compuesto por: Módulos fotovoltaicos, Controlador de Carga, Baterías y en su caso un inversor.

El controlador de carga se emplea para regular la cantidad de energía que se inyecta a las baterías, así como también protege de una sobre carga y descarga excesiva de las baterías. El inversor sirve para transformar la corriente directa en corriente alterna la cual empleamos comúnmente en nuestros hogares.

imagen cuatro